Jardín

Ortensia


Cuando regar la hortensia


La hortensia es una planta que tanto en la naturaleza como en la maceta tiene una floración explosiva. Para mantener las flores el mayor tiempo posible, el riego dicta uno de los factores más importantes. A la hortensia le encanta que la rieguen regularmente y durante la temporada de verano también es posible humedecerla más de una vez al día si la operación se realiza con moderación y cuidado. Desde el comienzo de la temporada cálida, aproximadamente el mes de junio, es posible regar la hortensia diariamente con una cantidad de agua que varía alrededor de 5/8 litros por muestra, especialmente en caso de sequía. Incluso si a la hortensia le encanta irrigarse, esta operación no representa una solución definitiva para una exposición al sol excesivamente larga. En este caso, las flores se secan y las hojas se calientan.

Como cuidar la hortensia



Para cuidar la hortensia, la primera regla a respetar es la exposición: la hortensia es una planta que está bien caliente pero no tolera la exposición prolongada a la luz directa; Prefiere áreas sombreadas y ventiladas. En primavera es posible proceder con las operaciones de poda: es aconsejable cortar todas las ramas más antiguas o aquellas que parezcan gastadas y débiles. En cambio, no es aconsejable cortar todas las ramas a partir de la base, un gesto que puede comprometer la posterior floración. Para hacer que la hortensia sea fuerte, la proporción correcta es cortar aproximadamente un tercio de las frondas viejas para provocar una estimulación para producir nuevas ramas; La misma operación también sirve para promover una correcta circulación del aire.

Cuando fertilizar la hortensia



Para favorecer una importante floración de verano, la hortensia se puede reforzar mediante el uso de fertilizantes específicos. El producto más adecuado es el fertilizante de liberación lenta para plantas acidófilas y puede administrarse desde el comienzo de la primavera en correspondencia con el mes de marzo. Si la tierra de la hortensia tiene características de neutralidad o alcalinidad, debe tratarse con productos específicos a base de sulfato de hierro, aproximadamente entre el final del invierno y el comienzo de la primavera. A veces puede ocurrir que la planta no pueda absorber el hierro o que las hojas comiencen a mostrar signos de clorosis, una condición patológica que puede terminar comprometiendo no solo todo el follaje sino también la floración.

Hortensia: enfermedades y remedios de la hortensia



Las hortensias son objeto de ataque por hongos como Botrys y Oidium: el hongo Botrys se comporta como un parásito; puede encontrarse en su presencia cuando la hortensia tiene un polvo verde / gris en la superficie. El oidio se puede reconocer cuando aparecen manchas blancas en las hojas. Si en el primer caso es posible usar un producto específico, en el segundo es necesario suministrar a la hortensia pequeñas cantidades de agua distribuidas regularmente durante 24 horas. Las enfermedades más temidas son las virulentas: no se puede combatir el virus Hydranda, reconocible debido a la apariencia opaca y enferma de la planta. Algunos parásitos como los pulgones, caracoles y arañas pueden erradicarse con productos específicos.

Vídeo: Ortensia in vaso, potatura e cura (Agosto 2020).